b8b5d0bcca2d423088149f9ee6395cbc.jpg
8ae0657bca713eddcffd08ff1e898886.jpg
HAMMAM & BAZAR & QANAT & Badguir & Caravanserails - La agencia de viajes Sheedee

HAMMAM & BAZAR & QANAT & Badguir & Caravanserails

Bazar

El Bazar es una de las obras de arte de la arquitectura irani.  En todas las ciudades de Iran, existen Bazares.  Antiguamente los Bazares estaban situados en el centro y constituian el centro comercial de la ciudad.  Actualmente los Bazares que conservan esa funcion son raros.

En la antigüedad los Bazares se componian de una entrada principal y de varios pasadizos transversales. A cada lado de esos pasadizos, habian callejuelas paralelas a  ellos, llamadas "callejuelas de caravanas".  El pasadizo principal del Bazar daba en general sobre la ruta que conducia a la entrada principal de la ciudad y las Caravanserails se instalaban entre la entrada principal y las callejuelas de caravanas. Asi las caravanas llegaban directamente a las Caravanserails y salian de la misma manera.  La regla de la concentración de comercios en un solo lugar, de su segregación por profesiones es todavía respetada en algunos Bazares.  Los Bazares son siempre el centro de la venta de Artesania y el barrio mas animado de la ciudad.  El Bazar mas grande de Iran es el Bazar de Tabriz.

Caravanserails

Cualquiera que sea el circuito, los turistas pueden ver aun los vestigios de las Caravanserails que se extienden a lo largo de las antiguas rutas comerciales escondidas por las rutas actuales.  En la época Ashemenide (550-330 antes J.C.), Darious funda el primer servicio de correo construyendo rutas modernas alineadas de Caravanserails que servian de etapas a los viajeros y a los carteros.  Si las mas antiguas que extisten datan de Sassanides (224-642 después J,C.), la mayor parte de las que todavía están en estado de conservación, se remontan al reino de Shah Abbas (1598-1629) que hizo construir 999.  Estas construcciones, frecuentemente fortificadas, ofrecían una protección eficaz contra los ataques de bandidos.  En la ciudad, lindaban con el Bazar de forma a facilitar el transporte de las mercaderías directamente desde los animales a los escaparates.  Se aprecia la calma de sus pequeños patios, decorados de una pequeña fuente de agua bordeada de algunos árboles.

Qanat

 

El problema de aprovisionamiento de agua existía ya en la época antigua de Irán.  Para extender al máximo las posibilidades en las llanuras, los iraníes fueron maestros en la técnica de galerías para llevar el agua subterránea,  los Qanat.  En Irán estos últimos nacieron en la planicie central hacia el siglo 10 antes de J.C, y son verdaderamente la técnica nacional iraní de la utilización del agua.

Una solución bien adaptada al país ha sido desarrollada y existe aun actualmente, en ciertos lugares, casi intactos: la construcción de conductos subterráneos, o Qanats, que permiten de captar el agua de las capas de los manantiales y llevarla río abajo de la llanura. Primero hay que cavar un pozo hasta un manantial subterráneo situado río arriba del sitio a irrigar, luego un túnel que permita llevar el agua según una inclinación muy ligera: 0,5 grados por Km. El curso del Qanat puede ser seguido en la superficie por una serie de pozos cavados, en intervalos regulares, que permiten a los obreros de respirar bajo la tierra, de vaciar los escombros y de mantener los canales.

Algunos Qanats pueden tener varias decenas de kilómetros (máximo 150 Km en la provincia de Khorassan) y bajar hasta 300 mt de profundidad (en la misma región).  Muchos oasis están proveídos enteramente en agua por esos Qanats y no dependen de los pozos o de manantiales naturales.  El país tiene 40,000 de los cuales 30,000 están en actividad.  Vistos desde un avión sus líneas aparecen muy claras, alineadas por los alvéolos hinchados que son los orificios de los pozos.

La convergencia de los Qanats, organizados hacia puntos apropiados, permite desarrollar grandes oasis pues la vida iraní se ubica enteramente en las zonas áridas.  Un criterio significativo es el límite de la agricultura que depende de las lluvias.  La mayor parte del país se encuentra mas allá de este limite, y la agricultura no es posible que con la ayuda de la irrigación.  Antiguamente, el exceso de agua era orientado hacia diversos barrios para llenar las reservas públicas.

No solamente la reparación de los antiguos, incluso la construcción de nuevos Qanats son considerados una necesidad y una parte importante de uso del agua.  El caudal total de los Qanats iraní es de 50 millones de metros cúbicos por año es decir dos veces la capacidad de todas las presas del país (5 a 900 litros por Segundo).  El 77% de Qanats del país están al Este y en el Centro.

El desarrollo de procedimientos tradicionales, al lado de las nuevas técnicas, es imperativo.El mantenimiento de Qanats ocasiona problemas financieros considerables a los aldeanos.  Deben estar aseguradas por las cooperativas de las aldeas, ayudadas por subvenciones del gobierno sino pronto esta técnica va a quedar en el olvido.  Con el desarrollo de centros urbanos muchos Qanats han sido cubiertos por las construcciones.  Actualmente, tenemos acceso a pozos profundos que llevan el agua a la superficie con motobombas, pero los agricultores prefieren los Qanats a los pozos pues no se necesita ni carburante ni electricidad para bombear el agua sin parar.

Hammam

El Hamman es una institución popular mas vivas en Iran.  El mas antiguo que se conoce es el del Palacio Tatchar de Darius en Persepolis.  Esta invencion iraní ha seducido progresivamente todo el Oriente.  Es un lugar de relajo accesible a todos, que ofrece mucho mas que el servicio funcional de un Baño publico Municipal.  El Hamman es parte de la vida de todos los días, ritos de matrimonio y de ceremonias de purificación después del parto (convalecencia) en una palabra, no se va únicamente al Hammam por higiene, también para renovar el cuerpo, una manera de purificación.  En verdad, se va también para distraerse, para ver a los amigos, para conversar.  Ciertas horas son reservadas a las mujeres y otras a los hombres. 

Usted se desviste, conservando como único vestido el long una tela grande roja que sirve como paño.  El cliente se entrega primero a un pre-lavado conciencioso y cuando esta listo, llama al caregar que comienza a masajearlo con fuerza, haciendo sonar las articulaciones, amasando la espalda y el pecho con una mano experta.  Enseguida mientras que el cliente descansa el despiadado kisse keshe coge un guante áspero revestido de un barro especial, la sefid ab y comienza a sacar la piel muerta y las últimas impurezas de la piel.  El cliente es entonces jabonado con una tela anudada espumosa (tela en la que se ha agregado una substancia hecha en infusión) después sin pedirlo es enjuagado con grandes recipientes de agua muy caliente.  Se sale de la aventura relajado y ligero.  Los trabajadores masculinos se ocupan de los hombres, mientras que las mujeres se encargan del género femenino.  Las madres de familia apreciaban mucho el Hammam que frecuentaban con toda su progenitura.  Se quedaban muchas horas, encontraban sus amigos, se hacían traer te, pasteles, y conversaban hasta perder el aliento.  Los Hammam se componen:

Un salón de entrada al fondo de un pasadizo ondulado que parece hundirse en las entrañas de la tierra,

Un salón caliente que comprende un reservorio de agua caliente y uno de agua fria.
Al medio del salón de entrada, que sirve de vestíbulo, hay una bonita fuente con agua refrescante.

Desgraciadamente, los Hammam que funcionan de la forma tradicional son raros y varios de entre ellos se han convertido en Casas de Te.

Badguir

Los iraníes utilizaban mejor los dones de la naturaleza.  El calor tórrido en las ciudades desérticas de Irán ha causado la aparición de Badguir (torre de viento), ancestros de la climatización.  Son construidas sobre el techo y son perforadas de una serie de aberturas en la parte superior. 

Las torres de viento son un sistema de ventilación extremadamente eficaces.  Son destinadas a recoger y a hacer circular el mínimo soplo de aire en las habitaciones.  El viento entra en la torre ubicada a veces arriba de una fuente de agua, refrescando asi el aire.

Yakhdan

Los iraníes han inventado refrigeradores para beber helado todo el verano, gracias a las reservas de nieve o de hielo que se reservaba durante el invierno en las neveras. Algunas ciudades deserticas como Kerman abrigan vestigios de Yakhdan (neveras) que son en ladrillo cocido.  Son ovales y enterradas a mitad.  Al lado de cada nevera, hay muros grandes para dar la sombra a los canales poco profundos que se encuentran a sus pies.  Los dias en los que la temperatura disminuia bajo cero, se metia agua en los canales y cuando estaba helada bajo el efecto del frio se transferia los bloques de hielo en las neveras para conservarlo durante el verano.  A veces inclusive, se presionaba la nieve para hacer hielo.